Desarrollo profesional del Agente inmobiliario en el Mercado

Image

Desarrollo profesional del Agente inmobiliario en el Mercado

Con frecuencia nos preguntamos ¿Cómo podemos desarrollarnos profesionalmente, para alcanzar el éxito en nuestra actividad?

La respuesta a esta interrogante, podemos encontrarla en la dedicación que le profesamos al servicio de intermediación, destinado a diversas operaciones inmobiliarias, a título oneroso, de inmuebles o sobre los derechos que recaigan en ellos (artículo 1º-  de la Ley Nº 29080 Ley de creación del Registro del Agente Inmobiliario del MVCS).

Es indudable que la actividad formal de manera continua, genera conciencia de los derechos y deberes, pero sobre todo la experiencia de una actividad regulada, que genera confianza en quien recibe el servicio, diferenciándola de la actividad informal, que no tiene regulaciones y control, que debiera merecer la denuncia ante la autoridad, por actuar de manera ilegal.

La misión del Agente Inmobiliario en el mercado es servir, que significa resolver un problema, satisfacer una necesidad y como consecuencia de ese servicio recibir una compensación económica. Para cumplir su misión, los Agentes Inmobiliarios deben aprender hábitos de éxito, como:

A.- Ser proactivos: significa vivir en función de su misión, visión, objetivos y valores, no de sus estados de ánimo.

B.- Empezar todo como si ya lo hubiesen logrado, que es el hábito de la visualización y del establecimiento de metas.

C.- Hacer primero lo primero, que es el hábito de la priorización de tareas y organización.

D.- Pensar en ganar- ganar. En toda interacción humana hay siempre la posibilidad de establecer acuerdos beneficiosos para ambas partes. Todo parte del paradigma de la abundancia no de la escasez.

E.- Escuchar antes de ser escuchado y comprender antes de ser comprendido. Es el hábito de la escucha empática que demos practicar a menudo.

F.- Alcanzar sinergia con los diferentes actores de la organización y el mercado, como producto de la aplicación de la correcta de los hábitos de éxito.

G.- La auto-renovación constante del Agente Inmobiliario.

Esto permitirá que el Agente Inmobiliario, pueda:

1.-Enfocarse en un segmento de mercado elegido especializándose, por tipo de producto, operación, zona y persona, lo que le permitirá brindar la asesoría adecuada para orientar al cliente de manera precisa.

2.- Desarrollar un profundo conocimiento del mercado inmobiliario, que les permite identificar las opciones más adecuadas, para cada cliente, determinando sus necesidades, negociando con posibles compradores, asesorando en home staging, analizando precios, desarrollando técnicas de marketing ad-hoc a cada cliente.

3.- Dedicarse a tiempo completo a su actividad profesional, pudiendo ahorrar tiempo y dinero a sus clientes, porque los Agentes Inmobiliarios saben buscar las propiedades adecuadas.

El desarrollo profesional del Agente Inmobiliario, depende de sus hábitos éxito y de su gestión constante en el mercado.    

Autor: German Gordillo Arcelles